Skip to content Skip to footer

Brief info

Hna. Josefina, movida por el Espíritu Santo, se decidió a seguir más de cerca a Cristo, entregándose a Dios y amándole por encima de todo, viviendo en caridad al servicio del Reino. Se mostró siempre ecuánime ante las vicisitudes de los tiempos, con la confianza puesta en la Providencia.
Poseía un gran sentido de la pobreza evangélica y era ejemplo de una atractiva sencillez. En ella el voto de pobreza resultaba ser la síntesis de los otros dos. Como Cristo y como María se despojó de todo por el bien de los demás. Se contentaba con lo estrictamente necesario.

Deja un comentario