Skip to content Skip to footer

Brief info

Es preocupación de la hermana Celina, dar a su consagración religiosa un fin verdaderamente sobrenatural, basado en su vida de oración fervorosa, el encuentro con el Señor, tratando de encontrar siempre a Cristo, y proyectarlo luego en sus diversas actividades.
Por eso vive con exquisita caridad, como fruto de la profundidad de su oración, la vida sacramental y litúrgica, que se traducen en afecto sobrenatural e igualdad en las relaciones para con todas las hermanas. Gracias a su don de gentes que la caracteriza, su espíritu de alegría, entusiasmo y buen humor, que le facilita interactuar en todos los espacios de relación humana.

Deja un comentario