CONSAGRACION PRENOVICIAS DE PRIMER AÑO

CONSAGRACION PRENOVICIAS DE PRIMER AÑO

El próximo 13 de mayo, Cuatro jóvenes de primer año, harán su primera Consagración a la Virgen Inmaculada, en la fiesta nuestra Madre en la advocación de la Virgen de Fátima.

Por esta situación de Emergencia Sanitaria, se realizará a puerta cerrada en el Prenoviciado MAB de Bogotá, sin embargo, se trasmitirá la Eucaristía por Facebook Life 13 de Mayo de 2020 a las 11:00 AM Hora de Colombia y/ó 10:00 AM si estás en Guatemala.

Acompaña con tu oración y si puedes virtualmente.

 

Experiencias Significativas del Prenoviciado

Experiencias Significativas del Prenoviciado

Conoce algunas experiencias de las jóvenes de Guatemala, que expresan su sentir congregacional y su experiencia en etapa formativa.

Entre algunas de mis experiencias fuertes están: La perseverancia en el autocontrol de mi carácter, la docilidad que se ha desarrollado en mi persona y la facilidad de ver el reflejo de Cristo en las otras personas y cómo se manifiesta El a través de mí.
La vida comunitaria, la hermandad que se manifiesta en cada Hermana Misionera Teresita.
Acompañando y dándome tanto a los jóvenes, niños, ancianos, ayudándoles a expresarse delante de un anciano necesitado de Dios y a su vez, dándome yo misma al Señor.
Los momentos en Comunidad, el crecimiento espiritual de cada Hermana, el aporte hacia nosotras las formandas, la disponibilidad, el impulso del conocimiento de Cristo a través de la Palabra, el cómo deleitarme en El, para una vivencia en El y así hacerme ver como el Cristo que habita en mí.

ROSMERY

A mí, me impacta la vida de nuestro Padre Fundador, a quien profeso un gran amor y aunque le conozco poco me identifico con él en su celo misionero. El Venerable Miguel Ángel Builes me inspira y me llama a ser su hijita. Algo que es muy significativo para mí y les comparto con cariño, es la cercanía que cada Misionera Teresita tiene con las personas, pues he visto en algunas que se preocupa mucho por los intereses de Dios. Las veo con las gentes y me parecen tan humanas, cercanas y entregadas a esta obra que Jesús les ha confiado. Además, durante mi formación dentro de la Comunidad desde que la conocí ha sido la vida fraterna. La viví con nuestras Hermanas en San Luis Puerta Negra y durante estos dos meses se ha fortalecido más, ahora puedo palpar más cercanamente a mi Jesús que habita en cada una de mis hermanitas y en éste trato fraterno le pido que me de la gracia de ser atenta, delicada, amorosa con ellas; sé que viviendo la vida fraterna a plenitud será la manera en que me proyecte misioneramente.

RUTH