Semana Vocacional 2020

Semana Vocacional 2020

Durante esta semana del 4 al 9 de mayo, en que la Iglesia celebraba la 57 Jornada de Oración por las Vocaciones, nuestra Congregación se ha unido, encontrando en estado “#Semana Vocacional”.

Desde la PJVM de cada Provincia se han generado muchas iniciativas para invitar a fortalecer la vocación de cada Misionera Teresita, así como de tantos jóvenes a quienes el Señor llama constantemente y que a pesar de los miedos, inquietudes, resistencias que el mundo pone, este llamado sigue latiendo y sigue esperando respuestas alegres, fieles y disponibles.

Nuestra Oración vocacional, recordando las cinco Palabras que él Papa Francisco propuso para este año: Gratitud, Animo, Fatiga, Valentía, Alabanza nos invitan como a los Apóstoles a no desfallecer en el Seguimiento, que exige, nos imprime retos, pero es a la vez, gracia y Don que debemos compartir con otros.

Hoy algunas de estas experiencias te las presentamos desde nuestra Página Institucional, otras las podrás disfrutar en la fanepage Misioneras Teresitas de Facebook… compártelas, coméntalas, dales Like…

https://www.facebook.com/Misioneras-Teresitas-3327431217283111/

 

Desde el Gobierno General

Desde la Pastoral Juvenil Vocacional nuestra Hermana Ana Maria Giraldo nos invita a seguir evangelizando con alegría en esta semana Vocacional. Bienvenid@s en este nuevo día a seguir compartiendo en nuestra página ??#MisionerasTeresitas

https://www.facebook.com/3327431217283111/videos/292473478418424/

Desde Ilabaya Perú… una experiencia vocacional!

“Hoy oramos de manera especial por las Hermanas Teresitas, hacemos presencia misionera en Ilabaya – Peru. Gracias damos a Dios por permitirnos estar en este lugar y acompañar e nuestros Hermanos en la fe. Caminamos Juntos, unidos en el amor a Dios. Hermana Olivia Loayza Sánchez, Bertha LLanes y Nidia Mora Rincon

Creo en la belleza de la alegría de quien vive libre y dándose, de quien tiene por consigna servir al estilo de Jesús, lavando los pies de cada persona, y que conjuga tan bien el hecho de estar ya sea en una cátedra así como sirviendo la mesa de su comunidad, que puede sumergirse en las grandes teologías y al mismo tiempo entender lo pequeño y cotidiano
como lugar teológico.”