X
Menu
X
Encuentro LAMITEA

En Santa Rosa de Osos, se llevara a cabo Asamblea de LAMITEA del 11 al 14 de octubre.  Contamos con la participación de los Laicos asociados y de las Asesoras.

Fiesta Patronal

Celebraremos con Gozo, la Fiesta Patronal de Santa Teresita de Jesús, el 1 de Octubre.  Que este sea tiempo de alegría y seguimiento del Caminito Espiritual. Iniciando la novena el dia 22 de septiembre.

Un Regalo de Dios para sus Hermanos

VENERABLE MIGUEL ÁNGEL BUILES GÓMEZ

 Un regalo de amor para sus hermanos

El sábado 19 de mayo de 2018 el Papa Francisco, ratificó el voto favorable de la Congregación para las Causas de los Santos referente al Proceso sobre virtudes heroicas de Monseñor Miguel Ángel Builes Gómez, obispo de Santa Rosa de Osos y Fundador del Instituto de Misiones de Yarumal,la Congregación de las Misioneras de Santa Teresita y de las Hijas de Nuestra Señora de las Misericordias; con este Decreto el Papa  declaró Venerable al Siervo de Dios Miguel Ángel Builes Gómez yautorizó la publicación del Decreto, noticia que llegó a nosotros el lunes 21 de mayo.

 

Al cumplirse el primer aniversario de este acontecimiento, al saber que con este paso en la Causa del Venerable Obispo Misionero, su vida, sus obras, su doctrina fueron vistas por la Iglesia Católica como dignas de poner sobre el candelero, para que alumbre a su Diócesis, a los Institutos ya los devotos en Colombia, en América y en el mundo, donde su “caridad pastoral” se hace visible y operante a través de los sacerdotes de la diócesis de Santa Rosa, los misioneros de Yarumal, las Misioneras Teresitas y las Hijas de Nuestra Señora de las Misericordias,que trabajan en la difusión del Evangelio y la promoción de la persona y grupos humanos donde hacen presencia (Cf Lc 8,16), cantemos con inmensa alegría y gratitud: Este es el día en que actuó el Señor, sea nuestra alegría y nuestro gozo (Sal 118).

 

Ponderantesson las palabras del Papa Francisco, cuando afirma del Siervo de Dios Miguel Ángel Builes: “Él guiado por la gracia y la fortaleza del Señor, transformó su vida en un regalo de amor para sus hermanos, convirtiéndose en un testimonio creíble de ese Evangelio del cual era servidor y anunciador.[1]

La Comisión de los teólogos, Cardenales y Obispos que estudiaron previamentela Positiodel Siervo de Diossobre su vida y virtudes y dieron su voto afirmativo, puntualizaron algunas características de la virtud teologalde la caridad en su doble dimensión: a Dios y a los hermanos.

En mi opinión personal,la recapitulación de todo el estudio que lo llevó al honor de la Venerabilidad esla del Voto IX cuando dice:

“La virtud más sobresaliente fue la caridad pastoral,

unida a la audacia y tenacidad”

 

De esta aserción aparece que el Venerable Miguel Ángel Builes es una figura que se identifica por la “Caridad pastoral”otra expresión que subraya su título del Obispo Misionero.

 

Noventa y cuatro años antes del Decreto el Venerable Miguel Ángel Builes al iniciar su ministerio episcopal prometió a los sacerdotes y fieles de la diócesis de Santa Rosa:

 

Vedme pues aquí: Jesús me ha enviado a vosotros como Padre, como Maestro y como Pastor de vuestras almas. Vosotros sois por voluntad de Nuestro Señor mis hijos, mis discípulos, mis ovejas muy amadas. Reflexionemos unos instantes sobre estos cargos sublimes […] Dios Nuestro Señor se ha dignado comunicarme respecto de vosotros la primera prerrogativa que El posee desde la Eternidad, y me ha dado su propio nombre: la prerrogativa de Paternidad y el nombre suavísimo de padre[…]Sí, hermanos carísimos: ser padre es dar la vida; y yo en nombre de Dios vengo a daros la vida misma de Dios, la vida sobrenatural de la gracia; y como una madre llena de ternura, vengo a sostenemos en esa misma vida a los que ya la poseéis, para que no la perdáis jamás. He dicho COMO UNA MADRE, porque si como padre siento en mi ser la potencia generadora que Dios me ha comunicado mediante la consagración episcopal, como madre arde en mi pecho una hoguera, que jamás había sentido, el fuego del amor materno hacia vosotros, y que después del amor divino no tiene otro alguno superior ni en el cielo ni en la tierra. De tal manera, hermanos carísimos, que si Dios no ha hecho nada en este mundo tan bello, tan fecundo, tan rico y tan delicado como el corazón de una madre, esa belleza, esa fecundidad, esa riqueza y esa suavidad las ha depositado en mi alma el día de mi consagración episcopal […]. Soy pues, vuestro Padre, hermanos míos; pero por lo mismo que el padre es por imposición misma de la naturaleza maestro y guía de sus hijos, heme aquí como doctor y guía de vuestras almas. La misión que el Cielo me ha confiado a este respecto, es muy sublime: enseñaros a conocer y a amar a Dios, vuestro principio y vuestro fin; enseñaros a conocer la verdad que es Dios mismo y los deberes que os obligan para con Él; enseñaros a ser felices en el tiempo y en la eternidad.[2]

 

Exaltando el cumplimiento de esta promesa, el Teólogo III anota:

La caridad del Siervo de Dios es muy paternal: dar la vida para que los demás sean santos… De hecho, muchos de los sufrimientos que sufrió el Siervo de Dios fueron vividos como padre y como un crecimiento de la caridad pastoral, de un pastor que también es un padre.

 

El Teólogo IV al dar su voto sobre la Positioseñala:

La personalidad del Obispo Builes es compleja y muy rica y ágil: me viene en mente una figura auténtica “figura de valor cristiano”, en resumen, un sacerdote que vive hasta el final y sin economizarse esa “caridad pastoral” que los teólogos asumen como el contenido típico de la santidad de un sacerdote o de un Obispo. Prueba de ello es su pasión misionera y su fecundidad fundacional, como si dijera: está tan enamorado de Jesucristo que comparte su alegría con las jóvenes, hombres y las mujeres; su palabra y su ejemplo fueron completamente persuasivos. Esto me parece el fuego de su vida y también lo que la gente percibe de él.

 Nuevas anotaciones como consecuencia de la heroicidad de la virtud teológica de la caridad, imprime en su voto el Teólogo V:  El Siervo de Dios se puso al servicio de los demás de una manera ilimitada. El amor por la persona que uno ve ya es una virtud y una gracia. El amor por aquellos que uno no ve, pero para quien uno tiene un cuidado sincero, es una virtud aún más elevada.Las alturas de la virtud de la caridad en la vida del Siervo de Dios surgen en su amor por los pobres a quienes vio y conoció directamente, pero también por aquellos a quienes nunca conoció, pero por quienes se preocupó.Este cuidado no se limitaba a la emoción empática, sino que tomaba la forma de acción concreta, sobre todo en la organización de seminarios y congregaciones misioneras que podían responder a las necesidades de los pobres, incluidos los pueblos indígenas, en una medida en la que ninguna persona en particular podría hacerlo sola.

 

En la redacción final de laPositio,en referencia al amor de Diosse anota que una de las expresiones del Siervo de Dios fue el celo apostólico, tal como lo escribe en Mi Diario refiriéndosea su anhelo de amarlo intensamente  y los obstáculos puestos involuntariamente por su naturaleza humana: 

 

“Yo toda mi vida he querido amar a mi Dios, y ese querer ya es amor; yo he querido servir a mi Dios con fidelidad, y este servicio ya es amor; yo empecé mi vida de muchacho que quiere ser sacerdote amando al Señor, lo mismo que mi vida de sacerdote y obispo. Desgraciadamente, mis miserias se han opuesto a mis ambiciones de amor, y mi querer amar ha encontrado vallas casi insalvables en el camino de mi vida”.[3]

 

Concluyamos haciendo nuestras las palabras del Decreto autorizado por el Papa Francisco:

Miguel Ángel Builes vivió una profunda comunión con Dios, que motivó y apoyó su intensa actividad apostólica. Para él, la experiencia pastoral fue fuente de alegría, pero también de profundo sufrimiento, frente a la incomprensión e indiferencia de gran parte de la población. En la búsqueda de la perfección cristiana, nunca se desanimó y, de hecho, sabía cómo interpretar cada situación como una oportunidad de gracia hacia una adhesión cada vez más comprometida con la voluntad de Dios.[4]

 

ACTIVIDAD:

 En este aniversario del Decreto que reconoció las virtudes heroicas del Venerable Miguel Ángel Builes Gómez, invito a los lectores, Institutos Misioneros fundados por el Venerable Obispo Misionero de Colombia, a empeñarnos en la difusión de la Causa para que siga avanzando con dinamismo y obtenido el milagro, podamos venerarlo muy pronto como Beato Miguel Ángel Builes.

 

La Postulación agradece la comunicación de las gracias recibidas por la intercesión del Venerable MAB y el compartir las variadas  actividades  que se han realizado .

Hna. Nora Gómez Vargas

Misionera Teresita

Postuladora

[1]Congregación para las Causas de los Santos, Decreto de Venerable, 18.05.2018.

[2]BUILES M. A. Discurso Saludo, en Cartas Pastorales, vol. I, 9-11.

[3]Informatio, 32.

[4]Congregación para las Causas de los Santos, Decreto de Venerable, 18.05.2018.

Misión a Rosas – Cauca

CRÓNICA DE LA MISION EN ROSAS – CAUCA MAYO 2-12.

ARQUIDIÓCESIS DE POPAYÁN

 

“Qué hermosos son sobre los montes

 los pies del mensajero que anuncia la paz…”Is 52,7

 

Al cumplir los 90 años de fundación de la Congregación de Hnas Misioneras de Santa Teresita, la madre María Rosalba Zapata Tapias, superiora general, en un comunicado nos motivó para celebrar una misión especial, en uno de los lugares más cercanos donde hubiese estado presente la Congregación. Al leer y compartir el comunicado se nos ocurrió pensar en el municipio de Rosas – Cauca; ésta fue la primera fundación en este departamento; no había pasado un mes cuando Dios se manifestó por medio de un incidente nunca esperado la tragedia que sepultó 33 personas y dejó siete sobrevivientes en una vereda cercana a Rosas llamada Portachuelo.

La tragedia ocurrió el día 21 de abril a la madrugada, cuando celebramos la pascua de Resurrección; esto conmovió a la Congregación hasta lo más íntimo de nuestro ser. Fue así como la madre Rosalba motivó e invitó a todas las Comunidades locales que pudieran para organizar una misión de acompañamiento a esta comunidad; se hicieron contactos con el Padre Luis Alfaro Chicangana, párroco de esta comunidad y se programó la misión a partir del 1º de mayo. De Medellín viajaron el 30 de abril hasta Piendamó, las Hnas. Ester Solina Carmona Carmona (La Providencia) y Ana María Giraldo Macías (Sede General); las recibieron con mucho cariño. De esta Comunidad se unieron las Hnas. Gabriela de los Ángeles Vanegas López y María Berenice Correa Valle.

 

Mayo 2: Después de participar de la Santa Misa y un buen desayuno, viajamos a a las 9.00 a.m. para Popayán y de allí a Rosas – Cauca para la misión encomendada. Llegamos a las 11.30 am. El padre Luis nos estaba esperando, algunas ex alumnas prepararon el almuerzo. El padre había motivado a la comunidad y la gente estaba pendiente de nuestra llegada. Fueron llegando varias ex alumnas para saludarnos y darnos la bienvenida, del mismo modo otras personas. Compartimos el almuerzo y después con el padre y la directora del colegio Santa Teresita, la Señora Aurelia (ex alumna) programamos la visita al colegio Santa Teresita y las Sedes, para saludar y dejarles un mensaje de esperanza a los profesores y estudiantes de donde murieron 5 alumnos en la tragedia.

Después de ubicarnos en las habitaciones que nos fueron asignadas, a eso de las 3 de la tarde salimos a hacer un recorrido por algunas calles del pueblo; saludamos a la gente que encontramos, luego en compañía de don Rigoberto Hernández nos visitamos el lugar de la tragedia, donde fueron rescatados 33 cadáveres y 7 sobrevivientes, de ellos 3 personas que forman una misma familia fueron sacados del lodo, ellos son Hanover, Yulitza y el pequeño Emanuel de 2 años, estos son un milagro viviente junto con un árbol de mango que sobrevive en medio del lodo sin perder ni una rama; ¡qué desolador llegar a este lugar y encontrar solo escombros de las viviendas! allí se mece una bandera de Colombia y en medio de todo el lodo ya un poco seco se encuentra en perfecto estado un árbol de mango floreciendo como señal de vida en medio de tremenda tragedia, según algunos intérpretes del mismo lugar, dicen que murió una niña sin bautizar y su espíritu por medio de otras personas está pidiendo bautismo y que allí le coloquen una muñeca vestida de azul; hicimos un momento de oración por las personas que murieron sepultadas en ese lugar; se nos ocurrió la idea de rezar al día siguiente los mil Jesús, haciendo desde ahí una procesión con la Santa Cruz, idea que al regresar a casa le transmitimos al padre Luis y fue aceptada; regresamos a casa escuchando al señor que nos acompañó y nos relata la historia de la tragedia como una maldición para el pueblo, porque años atrás un señor insultó y le pegó al Sacerdote y dice que por este le hechó una maldición.

 

A las 7.00 p.m. participamos en la Santa Misa y al finalizar el sacerdote motivó e invitó a la gente para que al día siguiente fueran todos al lugar de la tragedia y desde allí se empezaría el rezo, en procesión de los mil Jesús. Nos presentó a la comunidad y nos dio la palabra para manifestarles nuestro saludo y el objetivo de nuestra misión; se fueron acercando muchas personas a saludarnos y todas manifestaron que eran ex alumnas entonces les hicimos una invitación para tener un momento de encuentro y compartir con ellas; al salir pasamos al comedor a gustar la cena preparada por las ex alumnas Belén y Belisa. Aprovechamos para compartir con el padre Luis Alfaro y escucharlo, ya que también ha estado muy afectado por lo que ha pasado y está pasando en el pueblo. A las 9.0 p.m. nos dispusimos para el descanso ya un poco instruidas para iniciar nuestra misión al día siguiente.

Mayo 3:

 

En la noche anterior el padre nos comentó que durante todo el mes se haría el santo rosario a las 5.30 a.m. Fue así como este día a las 5.00 a.m. se escucharon las campanas del templo, despertando a la gente para salir a rezar; se hizo el recorrido por algunas de las calles del pueblo con la imagen de la Santísima Virgen de los Dolores y luego llegamos al templo donde se terminó con las letanías. A las 8.0 am participamos de la santa misa con los estudiantes del colegio Madre de la Caridad, dirigido por las Hnas Franciscanas, que viven aquí en Rosas, nos pidieron el favor de dirigir el coro; la Hna Ana María preparó los cantos y amenizó con la guitarra. Terminada la Eucaristía, salimos de casa en casa a saludar y visitar; nos encontramos con muchas ex alumnas que preguntan por las Hnas que fundaron y estuvieron trabajando en el colegio Santa Teresita; a las horas del mediodía regresamos a la casa cural; encontramos al Señor Alcalde y su Administración que vinieron a saludarnos y darnos la bienvenida. Nos compartió sus inquietudes, dificultades y preocupaciones, ante esta situación, lo escuchamos y le ofrecimos nuestro apoyo moral y nuestra oración.

Compartimos el almuerzo, descansamos y salimos para continuar con las visitas casa por casa hasta las cuatro de la tarde; fuimos al lugar de la tragedia para iniciar la procesión y el rezo de los mil Jesús. Nos reunimos con la gente que llegó, nos encontramos con un sobreviviente sacado del fondo del lodo y pudimos hablar con él, darle un estrecho y fuerte abrazo y manifestarle el gran amor que Dios le tiene al dejarlo vivo y darle otra oportunidad, nos contaba que ya es una tercera oportunidad que lo ha librado de la muerte.

Empezamos leyendo el texto bíblico de 1ª corintios 1,17-18 la locura de la cruz. Se explicó y se les dio el mensaje para iniciar el recorrido y durante el transcurso del camino se fue uniendo mucha gente, adelante iba un jovencito cargando la cruz y algunas personas llevaban velas encendidas; los demás íbamos rezando la jaculatoria “Jesús en ti confió” y cada que terminábamos 50 cantábamos un estribillo hasta llegar al templo donde concluimos con la celebración y participación de la Eucaristía; luego salimos a compartir la cena y a descansar.

 

Mayo 4. Iniciamos el día con el rosario de aurora a las 5.30 a.m, laúdes y meditación; a las 7.30 compartimos el desayuno y este día como es de mercado no salimos en la mañana porque según nos dijo el padre, la gente no está en casa, salen y se dedican al comercio; es el día de sacar todos los productos del campo; entonces como no hay empleada nos distribuimos los quehaceres de la casa y la Hna Berenice le colaboró al Padre con la catequesis de confirmación de algunos jóvenes campesinos que se preparan para este sacramento; a las 10.00 a.m. participamos en la Santa Misa; estuvo presente una comisión venida de Cali con el Padre Mauricio, sacerdote jesuita que trajeron algunas ayudas para compartir con los damnificados; vino también el Padre Elí de la parroquia de la Sierra con ayudas especialmente para la familia compuesta por Hanove, Yulitza y el pequeño Emanuel, sobrevivientes sacados de las entrañas del lodo.

Al salir de la Eucaristía las Hnas. Franciscanas nos invitaron a compartir con ellas un delicioso almuerzo, junto a las comisiones venidas de Cali y la Sierra y el padre Luis Alfaro, párroco de Rosas.

En la tarde continuamos las visitas domiciliarias por el sector Portachuelos, parte baja; las familias muy agradecidas expresan su alegría por la presencia de las religiosas que por primera vez vienen a visitarlos. En la noche participamos de la Santa Misa.

 

Mayo 5. A las 5.30 rosario de aurora con el pueblo; luego laúdes y oración. A las 8.00 a.m. la Santa Misa. Compartimos el desayuno. A las 10.am participamos en la Santa Misa; al finalizar hicimos animación misionera y vocacional; participamos en la procesión del Santo Exe-Homo. Compartimos el almuerzo. En la tarde continuamos la visita a las familias. Compartimos la comida descansamos.

Mayo 6. Rosario de la aurora; laúdes y oración; desayuno y salimos para el Colegio Santa Teresita; todos los profesores y alumnos nos estaban esperando, la señora coordinadora Aurelia Benavides, ex alumna teresiana, nos recibió muy cordialmente y nos presentó ante profesores y estudiantes; nos dieron la bienvenida manifestándonos sus sentimientos de alegría por este gesto de solidaridad que la congregación ha tenido con el pueblo en medio del dolor; hicimos nuestra presentación y les manifestamos el objetivo de nuestra visita: acompañarlos en el duelo y brindarles nuestra cercanía y abrazo de solidaridad a todos. La Hna Ana María les dirigió una dinámica de motivación y luego pasamos a las aulas de clase de los grados 7, 8, 11 donde 5 estudiantes fueron arrasados por la avalancha; estuvimos con cada uno de los grados, escuchando a los estudiantes y dándoles un mensaje de fortaleza, solidaridad y esperanza, oramos con ellos, hicimos dinámicas de motivación y les manifestamos nuestro afecto y cercanía por medio de un estrecho abrazo.

 

Visitamos luego el colegio Madre Caridad, dirigido por las Hnas. Franciscanas, que nos invitaron para que les ayudáramos con un poco animación espiritual, ahí solamente visitamos el aula de Clase del grado 4. Donde también una niña fue arrasada por la avalancha y todos sufren y hacen duelo ante tan difícil situación.

Terminamos a las 10. 15 y de regreso a casa nos dispusimos para salir de caminada y conocer los alrededores del lugar donde ocurrió la avalancha, compartimos, divisamos el paisaje y regresamos en las horas de la tarde a darnos un buen baño y un merecido descanso.

 

 

Mayo 7. 5.30 Rosario de aurora, laudes y oración; desayuno, organización de la de casa y del almuerzo para esperar el Señor Obispo de la arquidiócesis de Popayán y los sacerdotes que vienen la celebración de la Santa Misa a petición de los familiares, Alcaldía y administración municipal. Vino de Piendamó la Hna. Miryam Martínez con dos miembros de LAMITEA, Don Darío y su esposa Patricia, para participar en la santa misa en sufragio por las 33 personas fallecidas y fortaleza de los sobrevivientes y el pueblo sumergido en el dolor.

A las 10.am Santa Misa campal en la vereda Portachuelos, lugar de la avalancha, en sufragio de las 33 personas fallecidas. Fue presidida por el señor arzobispo de Popayán Luis José Rueda Aparicio y concelebrada con 7 sacerdotes. Estuvieron presentes todos los familiares de los difuntos y los tres únicos sobrevivientes, esposos y el bebé, sacados por un milagro de Dios, de las entrañas del lodo; en señal de solidaridad estuvieron presentes la Policía Nacional, los Militares, el Señor Alcalde, la administración municipal, y todo el pueblo, Hnas Franciscanas que trabajan en Rosas y las Hnas Teresitas venidas de Medellín y Piendamó. En la homilía Monseñor habló del perdón, la caridad y la solidaridad en los momentos de dolor y de ayudar a hacer duelo; subrayó el sentido de la vida, de la fe y la esperanza en Cristo resucitado; llamó la atención para que no se ataquen como lobos y no crean en brujerías; al finalizar la Santa Misa hizo aspersión con agua bendita a todos los participantes y al lugar de desastre y dio la bendición y pidió a Dios para que la montaña que amenaza a tantos habitantes se detenga y no haga más daño. Hizo un llamado a cuidar la naturaleza.

Terminó la Santa Misa, regresamos a la casa cural donde compartimos el almuerzo, preparado por la Hna Gabriela Vanegas y doña Flor. Saludamos al Señor Obispo y su respuesta fue agradecernos por la misión que estamos realizando en esta comunidad y de manera especial con el padre Luis Alfaro. Al finalizar el almuerzo todos viajaron a sus lugares de trabajo.

En la tarde salimos para continuar visitando familias; la Hna Berenice en la casa cural atendió a algunos damnificados que venían a recibir donaciones; dialogó con ellos, les dio el mensaje de ánimo y esperanza y les expresó nuestra solidaridad. En la noche participamos de la Santa Misa, compartimos la cena y descansamos.

 

Mayo 8. Como en los días anteriores rosario de la aurora, oración. Llegaron dos seminaristas que están recorriendo algunas parroquias en la Semana Vocacional, compartimos el desayuno; nos organizamos en equipos para ir a los colegios, Santa Teresita y a la vereda la Soledad para hacer animación vocacional.

 

En la tarde la Hna Ana María se reunió con algunas jóvenes que después de la animación en el colegio quedaron inquietas y la Hna Ester Solina, salió a visitar familias. La Hna Gabriela Vanegas regresó a Piendamó y de allí a Medellín.

 

Por la tarde fuimos en equipo con el padre y los dos seminaristas, de visita donde las Hnas Franciscanas quienes compartieron con nosotros un delicioso algo en medio de risas y chistes que alegran la vida.

 

Mayo 9. Después del santo rosario de la aurora, jueves, hubo la exposición del Santísimo, oración Por las familias y las vocaciones al sacerdocio y la vida consagrada. A 7.30 a.m. salimos en equipo a continuar al Colegio Madre Caridad, dirigido por las Hnas Franciscanas, para la animación vocacional; estuvimos con los grados 7º a 11 y dos grados que habían quedado pendientes en el Colegio Santa Teresita. En la tarde nos reunimos con los familiares de los fallecidos por la avalancha, les llevamos un mensaje de condolencia y solidaridad y les rifamos una imagen de la Santísima Virgen que habíamos llevado para ellos; visitamos algunas familias. A las 7.00 p.m. la Santa Misa por las vocaciones; en la homilía el padre Luis nos pidió compartir nuestra experiencia vocacional al igual que a los dos seminaristas y Hnas franciscanas. Compartimos la cena, hicimos un recuento del trabajo del día y descansamos.

Mayo 10. Rosario, laudes y oración; desayuno; los seminaristas viajaron al Seminario; con el Padre Luis fuimos al Colegio Santa Teresita a las 9.0 am para celebrar con los estudiantes y profesores la Santa Misa a petición del colegio y un equipo de profesionales que acompañan a los estudiantes para hacer el duelo por lo sucedido en el municipio; al finalizar el padre bendijo un árbol que los estudiantes plantarían en el jardín como signo de resurrección y vida; regresamos a la casa cural y encontramos la sorpresa del señor rector y la Coordinadora Doña Aurelia Benavidez ex alumna teresiana, ofrecieron un brindis y un delicioso almuerzo; dicen que nos quieren expresar con este pequeño detalle la alegría que sienten por la presencia de las Hnas.Teresitas en este momento tan oportuno de acompañamiento a la comunidad Roseña.

A las 2.00 p.m. preparamos y recibimos con alegría a un grupo de jóvenes inquietas vocacionalmente, se hicieron anotar para iniciar seguimiento vocacional son unas 15 de todos los grados desde el grado 5º hasta el 11.

La reunión la dirigió la Hna. Ana María, animadora vocacional a nivel general; se les dio como tema la llamada desde la experiencia del niño Samuel, les tomamos todos sus datos y las invitamos a participar de un encuentro o convivencia para el próximo 14. a 16 de junio en la comunidad de Piendamó; quedamos pendientes de enviarles por escrito a los padres de familia la invitación para que autoricen a sus hijas la participación en el encuentro y las dejen venir.

 

A las 3.30 pm. se presentaron nueve ex alumnas Teresitas que invitamos para compartir sus experiencias. La dinámica del encuentro fue la siguiente: saludo, oración, testimonios, entrega de recordatorios y un refresco. La conclusión fue la necesidad sentida por todas de organizarse como grupo, porque señalan que es el primer encuentro como ex alumnas; quedaron responsables de a convocación las ex alumnas Belén y Aurelia; proponen al menos una reunión cada mes; se les motivó para que sean un punto de apoyo en la parroquia y ayudarle al sacerdote en los momentos difíciles.

Asistieron las ex alumnas:

FannySalazar

Elizabeth muñoz

Raquel Solano

Carmen Bedoya

Aurelia Benavidez

Carmen Sánchez

Neida Dolores Bolaños

Ofina Elsa Martínez

Belén Arboleda

Belisa Bedoya.

 

En la noche 7.00 p.m. visitamos y a llevamos un mercado a un grupo de nueve venezolanos, que comparten un espacio muy estrecho; encontramos luego a don Rigoberto Hernández y su señora doña Flor Chilito, que colaboran en los servicios de la sacristía y la casa cural, nos habían invitado varias veces a su casa.

Mayo 11. Rosario de la aurora, laúdes y oración. A las 10.00 a.m. participamos en la Santa Misa. Preparamos y compartimos el almuerzo, felicitando anticipadamente al padre Luis con motivo del día del buen Pastor.

El Padre expresa sus agradecimientos por el apoyo que le brindamos en este momento de su ministerio sacerdotal.

En la tarde visitamos algunas familias.

 

Mayo 12. Santo rosario matutino a la Virgen María; laúdes y oración compartida; organización de maletas y casa; lavada de sábanas, desayuno. Preparación y participación en la Eucaristía, como obsequio al padre Luis por el día del buen Pastor y homenaje a las madres; en lugar de la homilía se le dio serenata a las madres, dirigida por la Hna Ana María y el padre Luis, dejándoles un sentido mensaje que hizo llorar a muchas personas. Al finalizar la Santa Misa de las 8.00 y las 10.00 a.m. se hizo una rifa para las madres de una imagen de la Santísima Virgen, se les repartió dulces a cada uno de los participante; el padre Luis nos dio los agradecimientos por haber acompañado la comunidad durante 11 días de misión; algunas personas se acercaron para agradecernos personalmente la cercanía y solidaridad y nos invitaron a volver y a que no los dejemos solos.

Compartir el almuerzo y a la 1.00 p.m. tomamos el bus que nos trajo hasta Piendamó, donde llegamos a las 3.30 p.m.

Conclusiones.

 

  • Agradecemos a Dios y a la Congregación el habernos brindado esta oportunidad de acercamiento a todos los habitantes del municipio de Rosas especialmente en la vereda Portachuelo, lugar de la tragedia.

 

  • Acompañando en el duelo, orando con ellos y por ellos, rogamos al Señor que los efectos de esta misión que hemos realizado, fructifiquen en bien de la comunidad Roseña y grupos específicos que surgieron a partir de esta experiencia.

 

  • Al llegar a la misión encontramos una comunidad acogedora, abierta y disponible a la escucha. La presencia de la Congregación en este momento ha sido un despertar de la vocación para familias, niños y jóvenes, quiera Dios que este paso del Señor dé muchos frutos, partiendo de un buen acompañamiento y disponibilidad de las Misioneras Teresitas para viajar y continuar haciendo presencia.

 

 

Fin

 

Experiencias Significativas del Prenoviciado

Conoce algunas experiencias de las jóvenes de Guatemala, que expresan su sentir congregacional y su experiencia en etapa formativa.

Entre algunas de mis experiencias fuertes están: La perseverancia en el autocontrol de mi carácter, la docilidad que se ha desarrollado en mi persona y la facilidad de ver el reflejo de Cristo en las otras personas y cómo se manifiesta El a través de mí.
La vida comunitaria, la hermandad que se manifiesta en cada Hermana Misionera Teresita.
Acompañando y dándome tanto a los jóvenes, niños, ancianos, ayudándoles a expresarse delante de un anciano necesitado de Dios y a su vez, dándome yo misma al Señor.
Los momentos en Comunidad, el crecimiento espiritual de cada Hermana, el aporte hacia nosotras las formandas, la disponibilidad, el impulso del conocimiento de Cristo a través de la Palabra, el cómo deleitarme en El, para una vivencia en El y así hacerme ver como el Cristo que habita en mí.

ROSMERY

A mí, me impacta la vida de nuestro Padre Fundador, a quien profeso un gran amor y aunque le conozco poco me identifico con él en su celo misionero. El Venerable Miguel Ángel Builes me inspira y me llama a ser su hijita. Algo que es muy significativo para mí y les comparto con cariño, es la cercanía que cada Misionera Teresita tiene con las personas, pues he visto en algunas que se preocupa mucho por los intereses de Dios. Las veo con las gentes y me parecen tan humanas, cercanas y entregadas a esta obra que Jesús les ha confiado. Además, durante mi formación dentro de la Comunidad desde que la conocí ha sido la vida fraterna. La viví con nuestras Hermanas en San Luis Puerta Negra y durante estos dos meses se ha fortalecido más, ahora puedo palpar más cercanamente a mi Jesús que habita en cada una de mis hermanitas y en éste trato fraterno le pido que me de la gracia de ser atenta, delicada, amorosa con ellas; sé que viviendo la vida fraterna a plenitud será la manera en que me proyecte misioneramente.

RUTH

90 años

“A SÓLO DIOS EL HONOR Y LA GLORIA”

 

30/ marzo/ 2019

Santa Rosa de Osos – Antioquia

 

Los 90 Abriles de Nuestra Congregación

                        

¿Qué sentimos al ser parte de estos noventa años?

Nos sentimos privilegiadas de ser parte de estos noventas abriles, debido a que nosotras   formamos el presente del Instituto y desde luego somos también su futuro, e iremos construyendo paso a paso   las nuevas páginas de la historia congregacional, reavivando la llama misionera de la iglesia y de     nuestro Padre Fundador en la sociedad actual, para así poder como Santa Teresita, sembrar la cruz de nuestro amado Jesucristo. Estos noventa años aumentan en nosotras nuestro celo misionero centrándonos en el profundizar más la espiritualidad y el ser del instituto; de esa entrega al servicio del reino que han tenido nuestras Hermanas y esa misma llamada apasionada de Teresita, es lo que nos impulsa a construir la congregación, con el rostro joven que necesita hoy la Iglesia en la evangelización del nuevo mundo.

¿Cómo nos sentimos como Prenovicias?

Nos sentimos orgullosas de la congregación de Hermanas Misioneras de Santa Teresita, porque se nos ha dado la oportunidad de crecer y alimentar nuestra vocación misionera, brindándonos una formación integral en todas las dimensiones de nuestro ser, lo que ha posibilitado la apertura a  las diferentes etapas de formación, y a un desarrollo comunitario viviendo en fraternidad; nos sentimos muy agradecidas por todo el apoyo que nos ha brindado nuestra amada Congregación, de forma espiritual y material, sobre todo nos sentimos alegres y acogidas, por permitirnos estar en la cuna de la Congregación, donde se vive la historia del instituto y se siente el espíritu de Nuestro Padre Fundador.

Lee todo el artículo en el siguiente enlace…

Los 90 Abriles de Nuestra Congregación prenovicias MEDELLIN

El Papa Francisco declara Venerable a monseñor Miguel Ángel Builes

El Papa Francisco autorizó el sábado 19 de mayo a la Congregación de las Causas de los Santos, declarar Venerable a monseñor Miguel Ángel Builes, obispo misionero de Colombia. Con el Decreto, la Iglesia reconoce la herocidad de las virtudes del Siervo de Dios. Monseñor Builes nació en 1888 y murió en 1971. Fue obispo de la diócesis de Santa Rosa de Osos – Colombia y fundador de los Misioneros de Yarumal, las Hermanas Misioneras de Santa Teresita y las Hijas de Nuestra Señora de las Misericordias.

21 de mayo 2018

Monseñor Builes

“Al declararlo Venerable la Iglesia indica que monseñor Miguel Ángel Builes es un modelo de misionero que puede ser propuesto a los fieles católicos para su devoción y para imitar su ejemplo. Además nos anima a pedir su intercesión para recibir favores del Cielo”.

El Papa Francisco autorizó el sábado 19 a la Congregación para las Causas de los Santos promulgar el decreto sobre la heroicidad de las virtudes del Obispo misionero de Colombia.

Al conocer hoy 21 la noticia de la Santa Sede, el obispo de Santa Rosa de Osos, monseñor Jorge Alberto Ossa Soto, manifestó: “Agradezco al Señor por este paso de la Causa de Canonización de monseñor Miguel Ángel Builes, mi santo predecesor. La noticia es un regalo del Señor para la Diócesis que acaba de concluir la celebración del Primer Centenario de su creación”.

El actual Obispo de la Diócesis del nuevo Venerable, recordó que Monseñor Builes dedicó toda su vida a las misiones de comunidades abandonadas en zonas rurales y urbanas de nuestro País y del mundo. Monseñor Builes imprimió a la Diócesis el sello misionero y es llamado el obispo misionero de Colombia por la fundación de los Institutos misioneros. “Él fue obispo de la Diócesis durante 43 años. Aquí cumplió la voluntad de Dios y sin escatimar esfuerzos fundó diferentes Instituciones Misioneras, hoy extendidas por 19 países en cuatro continentes.

Su afán por transmitir la Palabra de Dios, en especial a las almas más abandonadas, fue motor de su ministerio sacerdotal. Como Obispo también promovió la construcción de escuelas, hospitales, casas para proteger a niños, jóvenes y ancianos pobres; medios de comunicación y obras cívicas dispuestas al servicio de los más necesitados. Su vida estuvo marcada por el mandato de Cristo: “Id y enseñad”.

Por su parte la Hna. Nora Gómez, postuladora de la Causa, destacó que el Venerable vivió desde el seno familiar una vida de piedad y de servicio al prójimo. “Al declararlo Venerable la Iglesia nos está indicando que monseñor Builes es un modelo misionero que puede ser propuesto a los fieles católicos para su devoción y para imitar su ejemplo. Además nos anima a pedir su intercesión para recibir favores del Cielo” .

Hna. Nora Gómez Vargas mt,
Postuladora de la Causa de Mons. Miguel Ángel Builes
hermanora54@yahoo.com