X
Menu
X
Nuevo Comite LAMITEA

El pasado 14 de Octubre de 2019, en Santa Rosa de Osos, dentro del marco de la II Asamblea Electiva en la que participaron más de 35 laicos Teresianos y algunas asesoras locales, se realizó la elección del nuevo comité de LAMITEA para el periodo 2020 a 2023.

Al igual se dió la bienvenida a 8 Laicos nuevos, una Ecuatoriana, y 7 colombianos predominando de la Comunidad de Piendamó que va creciendo fuertemente. Confiamos el Señor continúe bendiciendo este sexto rayo de la estrella de nuestro fundador y les permita generosidad en su labor laical y misionera en sus territorios de vivienda.  De igual forma felicitamos a todos los Laicos que han renovado su consagración y servicio al Reino desde nuestro carisma Teresiano.

La nueva presidente, reelegida por mayoría, envío un comunicado a todos los presidentes y Asesoras que dice así:

“ID Y ANUNCIAD” 

                                                              Santa Rosa de Osos, octubre 16 del 2019

 

Hermanas Asesoras Locales y Presidentes de Asociaciones Locales

ASUNTO: INFORME ELECCION NUEVO COMITÉ CENTRAL.

Apreciadas hermanas asesoras y Presidentes Locales en nombre de nuestro Señor Jesús y María Santísima Estrella de la Evangelización, acoge un saludo lleno del amor y bendiciones de nuestro Padre Dios, de la asociación de laicos teresianos asociados LAMITEA.

Me dirijo a Ustedes para darle a conocer los nombres de los nuevos miembros que conforma el comité central electo en la segunda asamblea por delegados que se realizó en Santa Rosa de Osos el día 14 del presente mes. Este comita regirá del año 2020 al 2023 ellos son:     

YANITH LUCIA RUZ ROYERO – Presidente -Comunidad de Cartagena.

JUAN CARLOS BOLAÑO BOLAÑO –Vicepresidente –Comunidad de Tunia

CAROLA VARGAS GOMEZ –Secretaria -Comunidad de Lorica.

CECILIA ROSA HERRERA PEREZ –Primera Vocal _Comunidad Villa Miguel Ángel.

LORENA HERNANDEZ FUENTES –Segunda Vocal – Comunidad de Cartagena .

Le agradecemos nos apoyen con sus oraciones para llevar a cabo esta gran misión que se nos fue encomendada de ante manos un Dios les pague.

 

           Yanith Ruz Royero

      Presidente general LAMITEA 

Condecoración Diócesis de Magangué

En el marco del día mundial de Misiones, en los 50 años de fundación de la Diócesis de Magangué y los 480 años de la fundación de Mompox, Monseñor Ariel Lascarro obispo de la Diócesis de Magangué hizo un reconocimiento el pasado 20 de octubre de 2019 a las comunidades femeninas y masculinas que hicieron presencia en la Diócesis.  Por ello dos hermanas de la Comunidad de Sabanalarga reciben la Condecoración por el trabajo misionero.

Dios nos permita seguir el camino de evangelización por tantas tierras que necesitan conocer el amor de Dios.   

Fiesta de Nuestra Señora de las Misericordias 2019

Compartimos el discurso ante la estatua del venerable Miguel Ángel Builes, el 08.09.2019, Solemnidad de Nuestra Señora de las Misericordias el cual fue dirigido por la Hna. Nora Gómez Vargas, Misionera Teresita, Postuladora: 

Santa Rosa, septiembre 8 de 2019

 

 

Señor Obispo de Santa Rosa de Osos

Señores Representantes de la administración Municipal

Superiores Generales de los Institutos fundados por el Venerable MAB

Venerables Sacerdotes, Religiosos, Religiosas, Seminaristas, Instituciones educativas, Pueblo de Santa Rosa

 

Desde el 21 de noviembre de 1972 nos congregamos frente a este monumento  al Venerable Obispo Misionero Miguel Ángel Builes Gómez, segundo Obispo de la diócesis de Santa Rosa de Osos. El Señor Joaquín García Ordóñez, con la colaboración de algunos Sacerdotes, de algunas Parroquias y de fieles amigos del Señor Builes, ha logrado su propósito, y es por ello por lo que nos congregamos cada año en este lugar, con ocasión de la solemnidad de la Nuestra Señora de las Misericordias, frente al bronce que perpetúa la memoria del Señor Obispo Builes. Con este homenaje concluye el peregrinar durante el novenario y la espléndida jornada jubilar, a la aurora y al ocaso, desde la Calle Real hasta el Santuario, Basílica Menor de Nuestra Señora.  ¿Para qué este monumento? ¿Para qué? La respuesta fue de monseñor Roberto Giraldo en el discurso al descubrir la estatua:

 

El Señor Obispo García Ordóñez, coloca en este lugar sobre la altura de la planicie de la ciudad amada, frente a los siglos, la figura broncínea del Señor Obispo Miguel Ángel Builes: allí será la voz del amor, el afán del celo, la lucha contra el error y el vicio, la esperanza del retorno de las ovejas descarriadas, el aire jubilosos de las banderas. A la crisis actual sucederá el fervor futuro. A la dispersión de hoy la unidad que llegará con el signo de la cruz, a la seguridad y desconcierto de estos días, afortunadamente transitorios, la certeza del abrazo del Señor. Todo aquello que anheló, todo aquello porque luchó, todo aquello porque vivió, todo aquello porque murió el Señor Obispo Builes.[1]

 

Desde un punto de vista teológico, la Basílica de Nuestra Señora de las Misericordias, es signo de la presencia centenaria, activa, salvífica, del Señor en la historia de la diócesis de Santa Rosa de Osos y un refugio seguro donde el pueblo de Dios, peregrina por los caminos del mundo hacia la Ciudad futura (cf Heb 13,14). Los orígenes se remontan al año  1919, con ocasión del primer Congreso Mariano Nacional, se levantó en Santa Rosa una estatua a la Virgen en la plazuela de San Ignacio frente a la vieja Casa de Ejercicios donde funcionaba antes el Seminario Mayor de la Diócesis. En 1930 el Reverendo Padre José Tressel, Eudista, aconsejó a la señora Josefa Casas, afligida por una gran necesidad, rezar 15 veces el Santo Rosario a los pies de la imagen; antes de terminar, ya la Virgen Santísima le había concedido el favor. Muchas otras personas fueron igualmen­te favorecidas en sus peticiones de pan, de vivienda, de salud o de trabajo para sí o para sus seres queridos, pues como por inspiración simultánea de la Virgen Santísima. El recuerdo de este acontecimiento considerado milagroso, ha determinado la aparición de esta manifestación duradera, de testimonio de la piedad y el agradecimiento de un pueblo por los beneficios recibidos.

 

De la Virgen Blanca al Templete. Del templete, peregrinos a la Basílica

 

El 15 de agosto de 1931, se cantó la primera salve en acción de gracias y como los favores se multiplicaran y creciera la devoción a la “Virgen Blanca”, el Venerable Obispo Miguel Ángel Builes, inauguró oficialmente el culto público y las peregrinaciones con una fiesta efectuada el 8 de septiembre de ese año, y señaló ese día para su fiesta principal de cada año. El mismo Señor Obispo abrió un concurso para dar un nombre a la imagen y sorprendió el incalculable número de boletas en que se leía Nuestra Señora de las Misericordias. “Parece que aun el nombre lo hubiera indicado ella misma, para que le agradecieran los innumerables favores que hasta ese día había concedido y las misericordias que seguiría prodigando desde su sagrado pedestal, dijo en memorable ocasión el Prelado.

Ante la constante afluencia de fieles, se construyó un bellísimo templete, inaugurado solemnemente el septiembre 30 de 1934.[2] 

 

Las peregrinaciones

 

La peregrinación, dice el Directorio sobre la piedad popular y la liturgia en el Nº 279, es una experiencia religiosa universal, es una expresión característica de la piedad popular, estrechamente vinculada al santuario, de cuya vida constituye un elemento indispensable: el peregrino necesita un santuario y el santuario requiere peregrinos.

En la Biblia destacan, por su simbolismo religioso, las peregrinaciones de los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob, a Siquem (cfr. Gn 12,6-7; 33,18-20), Betel (cfr. Gn 28,10-22; 35,1-15) y Mambré (Gn 13,18; 18,1-15), donde Dios se les manifestó y se comprometió a darles la “tierra prometida”.

La Iglesia, dada la conformidad que existe entre la doctrina de Cristo y los valores espirituales de la peregrinación, no sólo ha considerado legítima esta forma de piedad, sino que la ha alentado a lo largo de la historia. En Santa Rosa año tras año ha ido creciendo la piedad y el culto hacia la bendita Madre y numerosos fieles de la ciudad y de los pueblos vecinos, oran de continuo a los pies de María, y durante  la novena y para la solemnidad del 8 de septiembre, llegan las peregrinaciones de diversos lugares.

 

La Basílica 

 

Es un voto diocesano ¾escribe Monseñor Builes¾, presentado a la Santísima Virgen de las Misericordias en 1935, cuando se habló de quitar a la Diócesis todas las parroquias de la porción occidental. La Madre de las Misericor­dias escuchó nuestro Voto, y ha llegado la hora de cumplirlo. El mismo Venerable comunicó a los diocesanos en la Circular de 1950 que había llegado la hora de dar cumplimiento a lo prometido e invitándolos al compromiso; la inauguración de la obra negra de la Basílica tuvo lugar el 8 de septiembre de 1962. En 1968 con la orientación de monseñor Félix María Torres, nombrado Administrador Apostólico, quedó totalmente concluida la Basílica. El 5 de septiembre de 1971, el excelentísimo señor Joaquín García Ordóñez, hizo la solemne consagración del templo.

 

La basílica como lugar de evangelización

 

La solemnidad de Nuestra Señora de las Misericordias es, el novenario de preparación a la solemnidad del 8 de septiembre, tradición inagurada por el Venerable Miguel Ángel Builes Gómez, es lugar de difusión del Evangelio; en las formas más variadas, el mensaje de Cristo se trasmite a los fieles: llamada a la conversión, invitación al seguimiento, exhortación a la perseverancia, recuerdo de las exigencias de la justicia, palabra de consuelo y de paz. La última iniciativa pastoral diocesana “Iglesia en casa” es una proyección efectiva de la vivencia del icono de la Visitación.

El Directorio de Piedad Popular, subraya: No se puede olvidar la cooperación que muchos santuarios prestan a la labor evangelizadora de la Iglesia, al sostener de diversos modos las misiones “ad gentes”.[3] Es de desear que en este Octubre Misionero Extraordinario, 2019, la celebración de Nuestra Señora de las Misericordias se prolongue en todas las parroquias, casas religiosas, capillas veredales, instituciones educativas, como prueba fehaciente de la dimensión misionera que conlleva esta solemnidad mariana, herencia del Obispo mariano, invocándola también como Estrella de la Evangelización.

El icono de la cooperación misionera es la Visitación. En este relato el Evangelista San Lucas pone de relieve la generosidad; al bautizado en salida misionera, el servicio oportuno y efectivo del bautizado como reza el lema del Octubre Misionero Extraordinario que el Papa Francisco convoca para vivir el Mes Misionero Extraordinario, de octubre de 2019, con ocasión del centenario de la promulgación de la carta apostólica «maximum illud» del Papa Benedicto XV, sobre la actividad desarrollada por los misioneros en el mundo. Feliz coincidencia centenaria la de la colocación de la “Virgen Blanca” en 1919 y la carta Apostólica Misionera.

Papa Francisco nos muestra, seis dimensiones muy importantes de la misión de María en el mundo de hoy:

 

  1. Ella nos enseña a transformar el mundo, con ternura y amor maternal, en “nuestra casa común” (Laudatosi’).
  2. María abraza estrechamente y transmite alegría a todos los necesitados, sensible a su condición humana. Este acompañamiento misionero es un tema que se desarrolla en la Exhortación Apostólica Amoris laetitia.
  3. Al igual que su Hijo, María siente compasión y misericordia por todos los que sufren porque, por experiencia propia, comprende su dolor. En la Misericordiae vultus, Francisco nos invita a hacer nuestra, en unión con Jesús, el Redentor, esta misión.
  4. María es un signo de esperanza en la lucha por la justicia. Ella conoce la turbación que produce el ‘dolor del parto’. En su Magnificat, habla de la justicia con “calidez hogareña”, propia de la ternura. Ella nos enseña “lo revolucionario de la ternura y del cariño” (EG 288) para transformar y sanar al mundo.
  5. Como discípula-misionera, María “se acerca” al pueblo de Dios y “lo acompaña a lo largo de la vida”. ¡María nos muestra el sentido de la solidaridad! Ella camina a nuestro lado. Ella es fiel y constante.
  6. Tanto en los Hechos de los Apóstoles como en sus santuarios, María aparece creando espacios para reunir a los “peregrinos”, especialmente a los pobres y a los que sufren. Ella ora con ellos mientras, estos peregrinos juntos, esperan la efusión del Espíritu[4]

 

 Una resonancia del Venerable Obispo a este misterio de la Visitación de la Virgen María a Santa Isabel, la leemos en noviembre de 1964:

 

Pero un rato más y me voy con la Santísima Virgen siguiendo sus pisadas de divina misionera, y poniendo mis pies en las huellas de mi queridísima Madre. Tú lo sabes Madre mía: desde que medité en este misterio y me empujó el ideal misionero, al meditar tu visita misional a tu prima Santa Isabel resolví pisar siempre sobre tus sacratísimas huellas para llevar la vida de Dios a muchas almas, como tú llevaste a Juan la santificación, o limpieza del pecado original, y a Isabel una abundancia de gracia incalculable sobre la que ya poseía.

 

Este año traemos al Venerable Miguel Ángel Builes, no solo la ofrenda floral, sino un COMPARTIR EL PAN en memoria de su exhortación a las Religiosas que lo acompañaron en este Palacio Episcopal: “Mis hijas: que no se vaya un pobre de nuestra casa, sin haberlo socorrido”[5].

 

Hagamos nuestra la súplica del Venerable Monseñor Builes a la Virgen María:

 

Oh María, Madre mía querida, ¿por qué no me concedes el privilegio de acompañarte yo también y servirte con todo mi cariño filial en este tu primer viaje misionero en busca del alma del Precursor? Como tu siervo y peón de estribo llévame, Madre mía: aprenderé de Ti a salvar las almas, el Cuerpo místico de tu Hijo.[6]

 

Así sea.

[1] R. GIRALDO, Discurso ante la estatua de Monseñor Miguel Ángel Builes en Renovación.

[2] Cf M. D. OLANO G., Monseñor Builes, el hombre, el apóstol, el místico, Cali 1979 p. 336-337.

[3] Cf Directorio piedad popular Nº 274.

[4]Icono Misionero: Carta del Superior General | español – cssr.news

https://www.cssr.news › Home › Gobierno General

 

[5] Sumario § 352.

[6] M. A. BUILES G., Mi Testamento Espiritual Nº 91.

 

Misión a Rosas – Cauca

CRÓNICA DE LA MISION EN ROSAS – CAUCA MAYO 2-12.

ARQUIDIÓCESIS DE POPAYÁN

 

“Qué hermosos son sobre los montes

 los pies del mensajero que anuncia la paz…”Is 52,7

 

Al cumplir los 90 años de fundación de la Congregación de Hnas Misioneras de Santa Teresita, la madre María Rosalba Zapata Tapias, superiora general, en un comunicado nos motivó para celebrar una misión especial, en uno de los lugares más cercanos donde hubiese estado presente la Congregación. Al leer y compartir el comunicado se nos ocurrió pensar en el municipio de Rosas – Cauca; ésta fue la primera fundación en este departamento; no había pasado un mes cuando Dios se manifestó por medio de un incidente nunca esperado la tragedia que sepultó 33 personas y dejó siete sobrevivientes en una vereda cercana a Rosas llamada Portachuelo.

La tragedia ocurrió el día 21 de abril a la madrugada, cuando celebramos la pascua de Resurrección; esto conmovió a la Congregación hasta lo más íntimo de nuestro ser. Fue así como la madre Rosalba motivó e invitó a todas las Comunidades locales que pudieran para organizar una misión de acompañamiento a esta comunidad; se hicieron contactos con el Padre Luis Alfaro Chicangana, párroco de esta comunidad y se programó la misión a partir del 1º de mayo. De Medellín viajaron el 30 de abril hasta Piendamó, las Hnas. Ester Solina Carmona Carmona (La Providencia) y Ana María Giraldo Macías (Sede General); las recibieron con mucho cariño. De esta Comunidad se unieron las Hnas. Gabriela de los Ángeles Vanegas López y María Berenice Correa Valle.

 

Mayo 2: Después de participar de la Santa Misa y un buen desayuno, viajamos a a las 9.00 a.m. para Popayán y de allí a Rosas – Cauca para la misión encomendada. Llegamos a las 11.30 am. El padre Luis nos estaba esperando, algunas ex alumnas prepararon el almuerzo. El padre había motivado a la comunidad y la gente estaba pendiente de nuestra llegada. Fueron llegando varias ex alumnas para saludarnos y darnos la bienvenida, del mismo modo otras personas. Compartimos el almuerzo y después con el padre y la directora del colegio Santa Teresita, la Señora Aurelia (ex alumna) programamos la visita al colegio Santa Teresita y las Sedes, para saludar y dejarles un mensaje de esperanza a los profesores y estudiantes de donde murieron 5 alumnos en la tragedia.

Después de ubicarnos en las habitaciones que nos fueron asignadas, a eso de las 3 de la tarde salimos a hacer un recorrido por algunas calles del pueblo; saludamos a la gente que encontramos, luego en compañía de don Rigoberto Hernández nos visitamos el lugar de la tragedia, donde fueron rescatados 33 cadáveres y 7 sobrevivientes, de ellos 3 personas que forman una misma familia fueron sacados del lodo, ellos son Hanover, Yulitza y el pequeño Emanuel de 2 años, estos son un milagro viviente junto con un árbol de mango que sobrevive en medio del lodo sin perder ni una rama; ¡qué desolador llegar a este lugar y encontrar solo escombros de las viviendas! allí se mece una bandera de Colombia y en medio de todo el lodo ya un poco seco se encuentra en perfecto estado un árbol de mango floreciendo como señal de vida en medio de tremenda tragedia, según algunos intérpretes del mismo lugar, dicen que murió una niña sin bautizar y su espíritu por medio de otras personas está pidiendo bautismo y que allí le coloquen una muñeca vestida de azul; hicimos un momento de oración por las personas que murieron sepultadas en ese lugar; se nos ocurrió la idea de rezar al día siguiente los mil Jesús, haciendo desde ahí una procesión con la Santa Cruz, idea que al regresar a casa le transmitimos al padre Luis y fue aceptada; regresamos a casa escuchando al señor que nos acompañó y nos relata la historia de la tragedia como una maldición para el pueblo, porque años atrás un señor insultó y le pegó al Sacerdote y dice que por este le hechó una maldición.

 

A las 7.00 p.m. participamos en la Santa Misa y al finalizar el sacerdote motivó e invitó a la gente para que al día siguiente fueran todos al lugar de la tragedia y desde allí se empezaría el rezo, en procesión de los mil Jesús. Nos presentó a la comunidad y nos dio la palabra para manifestarles nuestro saludo y el objetivo de nuestra misión; se fueron acercando muchas personas a saludarnos y todas manifestaron que eran ex alumnas entonces les hicimos una invitación para tener un momento de encuentro y compartir con ellas; al salir pasamos al comedor a gustar la cena preparada por las ex alumnas Belén y Belisa. Aprovechamos para compartir con el padre Luis Alfaro y escucharlo, ya que también ha estado muy afectado por lo que ha pasado y está pasando en el pueblo. A las 9.0 p.m. nos dispusimos para el descanso ya un poco instruidas para iniciar nuestra misión al día siguiente.

Mayo 3:

 

En la noche anterior el padre nos comentó que durante todo el mes se haría el santo rosario a las 5.30 a.m. Fue así como este día a las 5.00 a.m. se escucharon las campanas del templo, despertando a la gente para salir a rezar; se hizo el recorrido por algunas de las calles del pueblo con la imagen de la Santísima Virgen de los Dolores y luego llegamos al templo donde se terminó con las letanías. A las 8.0 am participamos de la santa misa con los estudiantes del colegio Madre de la Caridad, dirigido por las Hnas Franciscanas, que viven aquí en Rosas, nos pidieron el favor de dirigir el coro; la Hna Ana María preparó los cantos y amenizó con la guitarra. Terminada la Eucaristía, salimos de casa en casa a saludar y visitar; nos encontramos con muchas ex alumnas que preguntan por las Hnas que fundaron y estuvieron trabajando en el colegio Santa Teresita; a las horas del mediodía regresamos a la casa cural; encontramos al Señor Alcalde y su Administración que vinieron a saludarnos y darnos la bienvenida. Nos compartió sus inquietudes, dificultades y preocupaciones, ante esta situación, lo escuchamos y le ofrecimos nuestro apoyo moral y nuestra oración.

Compartimos el almuerzo, descansamos y salimos para continuar con las visitas casa por casa hasta las cuatro de la tarde; fuimos al lugar de la tragedia para iniciar la procesión y el rezo de los mil Jesús. Nos reunimos con la gente que llegó, nos encontramos con un sobreviviente sacado del fondo del lodo y pudimos hablar con él, darle un estrecho y fuerte abrazo y manifestarle el gran amor que Dios le tiene al dejarlo vivo y darle otra oportunidad, nos contaba que ya es una tercera oportunidad que lo ha librado de la muerte.

Empezamos leyendo el texto bíblico de 1ª corintios 1,17-18 la locura de la cruz. Se explicó y se les dio el mensaje para iniciar el recorrido y durante el transcurso del camino se fue uniendo mucha gente, adelante iba un jovencito cargando la cruz y algunas personas llevaban velas encendidas; los demás íbamos rezando la jaculatoria “Jesús en ti confió” y cada que terminábamos 50 cantábamos un estribillo hasta llegar al templo donde concluimos con la celebración y participación de la Eucaristía; luego salimos a compartir la cena y a descansar.

 

Mayo 4. Iniciamos el día con el rosario de aurora a las 5.30 a.m, laúdes y meditación; a las 7.30 compartimos el desayuno y este día como es de mercado no salimos en la mañana porque según nos dijo el padre, la gente no está en casa, salen y se dedican al comercio; es el día de sacar todos los productos del campo; entonces como no hay empleada nos distribuimos los quehaceres de la casa y la Hna Berenice le colaboró al Padre con la catequesis de confirmación de algunos jóvenes campesinos que se preparan para este sacramento; a las 10.00 a.m. participamos en la Santa Misa; estuvo presente una comisión venida de Cali con el Padre Mauricio, sacerdote jesuita que trajeron algunas ayudas para compartir con los damnificados; vino también el Padre Elí de la parroquia de la Sierra con ayudas especialmente para la familia compuesta por Hanove, Yulitza y el pequeño Emanuel, sobrevivientes sacados de las entrañas del lodo.

Al salir de la Eucaristía las Hnas. Franciscanas nos invitaron a compartir con ellas un delicioso almuerzo, junto a las comisiones venidas de Cali y la Sierra y el padre Luis Alfaro, párroco de Rosas.

En la tarde continuamos las visitas domiciliarias por el sector Portachuelos, parte baja; las familias muy agradecidas expresan su alegría por la presencia de las religiosas que por primera vez vienen a visitarlos. En la noche participamos de la Santa Misa.

 

Mayo 5. A las 5.30 rosario de aurora con el pueblo; luego laúdes y oración. A las 8.00 a.m. la Santa Misa. Compartimos el desayuno. A las 10.am participamos en la Santa Misa; al finalizar hicimos animación misionera y vocacional; participamos en la procesión del Santo Exe-Homo. Compartimos el almuerzo. En la tarde continuamos la visita a las familias. Compartimos la comida descansamos.

Mayo 6. Rosario de la aurora; laúdes y oración; desayuno y salimos para el Colegio Santa Teresita; todos los profesores y alumnos nos estaban esperando, la señora coordinadora Aurelia Benavides, ex alumna teresiana, nos recibió muy cordialmente y nos presentó ante profesores y estudiantes; nos dieron la bienvenida manifestándonos sus sentimientos de alegría por este gesto de solidaridad que la congregación ha tenido con el pueblo en medio del dolor; hicimos nuestra presentación y les manifestamos el objetivo de nuestra visita: acompañarlos en el duelo y brindarles nuestra cercanía y abrazo de solidaridad a todos. La Hna Ana María les dirigió una dinámica de motivación y luego pasamos a las aulas de clase de los grados 7, 8, 11 donde 5 estudiantes fueron arrasados por la avalancha; estuvimos con cada uno de los grados, escuchando a los estudiantes y dándoles un mensaje de fortaleza, solidaridad y esperanza, oramos con ellos, hicimos dinámicas de motivación y les manifestamos nuestro afecto y cercanía por medio de un estrecho abrazo.

 

Visitamos luego el colegio Madre Caridad, dirigido por las Hnas. Franciscanas, que nos invitaron para que les ayudáramos con un poco animación espiritual, ahí solamente visitamos el aula de Clase del grado 4. Donde también una niña fue arrasada por la avalancha y todos sufren y hacen duelo ante tan difícil situación.

Terminamos a las 10. 15 y de regreso a casa nos dispusimos para salir de caminada y conocer los alrededores del lugar donde ocurrió la avalancha, compartimos, divisamos el paisaje y regresamos en las horas de la tarde a darnos un buen baño y un merecido descanso.

 

 

Mayo 7. 5.30 Rosario de aurora, laudes y oración; desayuno, organización de la de casa y del almuerzo para esperar el Señor Obispo de la arquidiócesis de Popayán y los sacerdotes que vienen la celebración de la Santa Misa a petición de los familiares, Alcaldía y administración municipal. Vino de Piendamó la Hna. Miryam Martínez con dos miembros de LAMITEA, Don Darío y su esposa Patricia, para participar en la santa misa en sufragio por las 33 personas fallecidas y fortaleza de los sobrevivientes y el pueblo sumergido en el dolor.

A las 10.am Santa Misa campal en la vereda Portachuelos, lugar de la avalancha, en sufragio de las 33 personas fallecidas. Fue presidida por el señor arzobispo de Popayán Luis José Rueda Aparicio y concelebrada con 7 sacerdotes. Estuvieron presentes todos los familiares de los difuntos y los tres únicos sobrevivientes, esposos y el bebé, sacados por un milagro de Dios, de las entrañas del lodo; en señal de solidaridad estuvieron presentes la Policía Nacional, los Militares, el Señor Alcalde, la administración municipal, y todo el pueblo, Hnas Franciscanas que trabajan en Rosas y las Hnas Teresitas venidas de Medellín y Piendamó. En la homilía Monseñor habló del perdón, la caridad y la solidaridad en los momentos de dolor y de ayudar a hacer duelo; subrayó el sentido de la vida, de la fe y la esperanza en Cristo resucitado; llamó la atención para que no se ataquen como lobos y no crean en brujerías; al finalizar la Santa Misa hizo aspersión con agua bendita a todos los participantes y al lugar de desastre y dio la bendición y pidió a Dios para que la montaña que amenaza a tantos habitantes se detenga y no haga más daño. Hizo un llamado a cuidar la naturaleza.

Terminó la Santa Misa, regresamos a la casa cural donde compartimos el almuerzo, preparado por la Hna Gabriela Vanegas y doña Flor. Saludamos al Señor Obispo y su respuesta fue agradecernos por la misión que estamos realizando en esta comunidad y de manera especial con el padre Luis Alfaro. Al finalizar el almuerzo todos viajaron a sus lugares de trabajo.

En la tarde salimos para continuar visitando familias; la Hna Berenice en la casa cural atendió a algunos damnificados que venían a recibir donaciones; dialogó con ellos, les dio el mensaje de ánimo y esperanza y les expresó nuestra solidaridad. En la noche participamos de la Santa Misa, compartimos la cena y descansamos.

 

Mayo 8. Como en los días anteriores rosario de la aurora, oración. Llegaron dos seminaristas que están recorriendo algunas parroquias en la Semana Vocacional, compartimos el desayuno; nos organizamos en equipos para ir a los colegios, Santa Teresita y a la vereda la Soledad para hacer animación vocacional.

 

En la tarde la Hna Ana María se reunió con algunas jóvenes que después de la animación en el colegio quedaron inquietas y la Hna Ester Solina, salió a visitar familias. La Hna Gabriela Vanegas regresó a Piendamó y de allí a Medellín.

 

Por la tarde fuimos en equipo con el padre y los dos seminaristas, de visita donde las Hnas Franciscanas quienes compartieron con nosotros un delicioso algo en medio de risas y chistes que alegran la vida.

 

Mayo 9. Después del santo rosario de la aurora, jueves, hubo la exposición del Santísimo, oración Por las familias y las vocaciones al sacerdocio y la vida consagrada. A 7.30 a.m. salimos en equipo a continuar al Colegio Madre Caridad, dirigido por las Hnas Franciscanas, para la animación vocacional; estuvimos con los grados 7º a 11 y dos grados que habían quedado pendientes en el Colegio Santa Teresita. En la tarde nos reunimos con los familiares de los fallecidos por la avalancha, les llevamos un mensaje de condolencia y solidaridad y les rifamos una imagen de la Santísima Virgen que habíamos llevado para ellos; visitamos algunas familias. A las 7.00 p.m. la Santa Misa por las vocaciones; en la homilía el padre Luis nos pidió compartir nuestra experiencia vocacional al igual que a los dos seminaristas y Hnas franciscanas. Compartimos la cena, hicimos un recuento del trabajo del día y descansamos.

Mayo 10. Rosario, laudes y oración; desayuno; los seminaristas viajaron al Seminario; con el Padre Luis fuimos al Colegio Santa Teresita a las 9.0 am para celebrar con los estudiantes y profesores la Santa Misa a petición del colegio y un equipo de profesionales que acompañan a los estudiantes para hacer el duelo por lo sucedido en el municipio; al finalizar el padre bendijo un árbol que los estudiantes plantarían en el jardín como signo de resurrección y vida; regresamos a la casa cural y encontramos la sorpresa del señor rector y la Coordinadora Doña Aurelia Benavidez ex alumna teresiana, ofrecieron un brindis y un delicioso almuerzo; dicen que nos quieren expresar con este pequeño detalle la alegría que sienten por la presencia de las Hnas.Teresitas en este momento tan oportuno de acompañamiento a la comunidad Roseña.

A las 2.00 p.m. preparamos y recibimos con alegría a un grupo de jóvenes inquietas vocacionalmente, se hicieron anotar para iniciar seguimiento vocacional son unas 15 de todos los grados desde el grado 5º hasta el 11.

La reunión la dirigió la Hna. Ana María, animadora vocacional a nivel general; se les dio como tema la llamada desde la experiencia del niño Samuel, les tomamos todos sus datos y las invitamos a participar de un encuentro o convivencia para el próximo 14. a 16 de junio en la comunidad de Piendamó; quedamos pendientes de enviarles por escrito a los padres de familia la invitación para que autoricen a sus hijas la participación en el encuentro y las dejen venir.

 

A las 3.30 pm. se presentaron nueve ex alumnas Teresitas que invitamos para compartir sus experiencias. La dinámica del encuentro fue la siguiente: saludo, oración, testimonios, entrega de recordatorios y un refresco. La conclusión fue la necesidad sentida por todas de organizarse como grupo, porque señalan que es el primer encuentro como ex alumnas; quedaron responsables de a convocación las ex alumnas Belén y Aurelia; proponen al menos una reunión cada mes; se les motivó para que sean un punto de apoyo en la parroquia y ayudarle al sacerdote en los momentos difíciles.

Asistieron las ex alumnas:

FannySalazar

Elizabeth muñoz

Raquel Solano

Carmen Bedoya

Aurelia Benavidez

Carmen Sánchez

Neida Dolores Bolaños

Ofina Elsa Martínez

Belén Arboleda

Belisa Bedoya.

 

En la noche 7.00 p.m. visitamos y a llevamos un mercado a un grupo de nueve venezolanos, que comparten un espacio muy estrecho; encontramos luego a don Rigoberto Hernández y su señora doña Flor Chilito, que colaboran en los servicios de la sacristía y la casa cural, nos habían invitado varias veces a su casa.

Mayo 11. Rosario de la aurora, laúdes y oración. A las 10.00 a.m. participamos en la Santa Misa. Preparamos y compartimos el almuerzo, felicitando anticipadamente al padre Luis con motivo del día del buen Pastor.

El Padre expresa sus agradecimientos por el apoyo que le brindamos en este momento de su ministerio sacerdotal.

En la tarde visitamos algunas familias.

 

Mayo 12. Santo rosario matutino a la Virgen María; laúdes y oración compartida; organización de maletas y casa; lavada de sábanas, desayuno. Preparación y participación en la Eucaristía, como obsequio al padre Luis por el día del buen Pastor y homenaje a las madres; en lugar de la homilía se le dio serenata a las madres, dirigida por la Hna Ana María y el padre Luis, dejándoles un sentido mensaje que hizo llorar a muchas personas. Al finalizar la Santa Misa de las 8.00 y las 10.00 a.m. se hizo una rifa para las madres de una imagen de la Santísima Virgen, se les repartió dulces a cada uno de los participante; el padre Luis nos dio los agradecimientos por haber acompañado la comunidad durante 11 días de misión; algunas personas se acercaron para agradecernos personalmente la cercanía y solidaridad y nos invitaron a volver y a que no los dejemos solos.

Compartir el almuerzo y a la 1.00 p.m. tomamos el bus que nos trajo hasta Piendamó, donde llegamos a las 3.30 p.m.

Conclusiones.

 

  • Agradecemos a Dios y a la Congregación el habernos brindado esta oportunidad de acercamiento a todos los habitantes del municipio de Rosas especialmente en la vereda Portachuelo, lugar de la tragedia.

 

  • Acompañando en el duelo, orando con ellos y por ellos, rogamos al Señor que los efectos de esta misión que hemos realizado, fructifiquen en bien de la comunidad Roseña y grupos específicos que surgieron a partir de esta experiencia.

 

  • Al llegar a la misión encontramos una comunidad acogedora, abierta y disponible a la escucha. La presencia de la Congregación en este momento ha sido un despertar de la vocación para familias, niños y jóvenes, quiera Dios que este paso del Señor dé muchos frutos, partiendo de un buen acompañamiento y disponibilidad de las Misioneras Teresitas para viajar y continuar haciendo presencia.

 

 

Fin

 

Experiencias Significativas del Prenoviciado

Conoce algunas experiencias de las jóvenes de Guatemala, que expresan su sentir congregacional y su experiencia en etapa formativa.

Entre algunas de mis experiencias fuertes están: La perseverancia en el autocontrol de mi carácter, la docilidad que se ha desarrollado en mi persona y la facilidad de ver el reflejo de Cristo en las otras personas y cómo se manifiesta El a través de mí.
La vida comunitaria, la hermandad que se manifiesta en cada Hermana Misionera Teresita.
Acompañando y dándome tanto a los jóvenes, niños, ancianos, ayudándoles a expresarse delante de un anciano necesitado de Dios y a su vez, dándome yo misma al Señor.
Los momentos en Comunidad, el crecimiento espiritual de cada Hermana, el aporte hacia nosotras las formandas, la disponibilidad, el impulso del conocimiento de Cristo a través de la Palabra, el cómo deleitarme en El, para una vivencia en El y así hacerme ver como el Cristo que habita en mí.

ROSMERY

A mí, me impacta la vida de nuestro Padre Fundador, a quien profeso un gran amor y aunque le conozco poco me identifico con él en su celo misionero. El Venerable Miguel Ángel Builes me inspira y me llama a ser su hijita. Algo que es muy significativo para mí y les comparto con cariño, es la cercanía que cada Misionera Teresita tiene con las personas, pues he visto en algunas que se preocupa mucho por los intereses de Dios. Las veo con las gentes y me parecen tan humanas, cercanas y entregadas a esta obra que Jesús les ha confiado. Además, durante mi formación dentro de la Comunidad desde que la conocí ha sido la vida fraterna. La viví con nuestras Hermanas en San Luis Puerta Negra y durante estos dos meses se ha fortalecido más, ahora puedo palpar más cercanamente a mi Jesús que habita en cada una de mis hermanitas y en éste trato fraterno le pido que me de la gracia de ser atenta, delicada, amorosa con ellas; sé que viviendo la vida fraterna a plenitud será la manera en que me proyecte misioneramente.

RUTH

Celebrando 90 años

Prenoviciado  M.A.B  2019

Bogotá – Colombia

En esta celebración de los 90 años congregacionales, el Prenoviciado mab comparte una blog sobre su sentir, su alegria, su espíritu misionero, para contagiarlo al mundo entero…

https://sangrenuevamisione.wixsite.com/prenoviciadomab

90 años

“A SÓLO DIOS EL HONOR Y LA GLORIA”

 

30/ marzo/ 2019

Santa Rosa de Osos – Antioquia

 

Los 90 Abriles de Nuestra Congregación

                        

¿Qué sentimos al ser parte de estos noventa años?

Nos sentimos privilegiadas de ser parte de estos noventas abriles, debido a que nosotras   formamos el presente del Instituto y desde luego somos también su futuro, e iremos construyendo paso a paso   las nuevas páginas de la historia congregacional, reavivando la llama misionera de la iglesia y de     nuestro Padre Fundador en la sociedad actual, para así poder como Santa Teresita, sembrar la cruz de nuestro amado Jesucristo. Estos noventa años aumentan en nosotras nuestro celo misionero centrándonos en el profundizar más la espiritualidad y el ser del instituto; de esa entrega al servicio del reino que han tenido nuestras Hermanas y esa misma llamada apasionada de Teresita, es lo que nos impulsa a construir la congregación, con el rostro joven que necesita hoy la Iglesia en la evangelización del nuevo mundo.

¿Cómo nos sentimos como Prenovicias?

Nos sentimos orgullosas de la congregación de Hermanas Misioneras de Santa Teresita, porque se nos ha dado la oportunidad de crecer y alimentar nuestra vocación misionera, brindándonos una formación integral en todas las dimensiones de nuestro ser, lo que ha posibilitado la apertura a  las diferentes etapas de formación, y a un desarrollo comunitario viviendo en fraternidad; nos sentimos muy agradecidas por todo el apoyo que nos ha brindado nuestra amada Congregación, de forma espiritual y material, sobre todo nos sentimos alegres y acogidas, por permitirnos estar en la cuna de la Congregación, donde se vive la historia del instituto y se siente el espíritu de Nuestro Padre Fundador.

Lee todo el artículo en el siguiente enlace…

Los 90 Abriles de Nuestra Congregación prenovicias MEDELLIN