Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Durante este año 2021, todas las Misioneras Teresitas estaremos en modo #Constituciones.

Esto surge a raíz de una decisión tomada en el encuentro de gobiernos de 2020 con el fin de destinar un tiempo oportuno para hacer una revisión de nuestra vida de Misioneras de Santa Teresita a la luz del Derecho Propio.

En la Circular #14 la Madre nos recordaba:

Partamos del principio que nos hemos hecho religiosas, no para cumplir unas Constituciones, sino por un seguimiento a Cristo, en una opción de radicalidad desde los votos de Castidad, Pobreza y Obediencia, enmarcados en el rico carisma y espiritualidad propia de la Congregación, que nos dan un estilo de vida con la cual nos identificamos dentro de la Iglesia, con marca inconfundible de Misioneras de Santa Teresita, recibida de nuestro Venerable Fundador Monseñor Miguel Ángel Builes. Ellas mismas definen esta norma de vida: “Tengamos como regla suprema de vida, el seguimiento de Cristo que virgen y pobre, por su obediencia hasta la muerte de cruz, redimió y santificó a los hombres”

 

(C. N° 58 C.D.C 662).

Por ello este año cada comunidad estará aun más comprometida con el estudio de las Constituciones Congregacionales, que son el marco que rige nuestro actuar como Consagradas al Servicio del Reino, ya que nos brinda la Identidad, el carisma, la espiritualidad, la formación, la disciplina religiosa, la consagración, la fraternidad y la misión, y que han sido legado de nuestro Fundador el Venerable Mons. Miguel Ángel Builes Gómez, y quien deseó que cada Misionera Teresita pudiera conformar su voluntad con la del Amado, en torno de un fiel cumplimiento de las mismas, lo cual lo referencia en el Numeral 66 de Mi Testamento Espiritual:

Una de las condiciones de conformidad de nuestra voluntad con la Voluntad de Dios es el cumplimiento fiel de las Constituciones”

Dejemos que este año de estudio de nuestra guía de Reglas de vida Consagrada ilumine el caminar, fortalezca la identidad y acreciente el celo ardiente para seguir Dando Almas al Señor.

Deja un comentario